lunes, 26 de diciembre de 2011

100 AÑOS DE ÉXTASIS

Apunto de terminar el año, en este 2011 que ya nos deja, la marca de vehículos de lujo más popular del mundo, Rolls-Royce, ha celebrado el centenario de su emblemática insignia, "El Espíritu del Éxtasis". Según dicen junto con el ‘Cavallino Rampante’ de Ferrari y la estrella de tres puntas de Mercedes-Benz, es el emblema automovilístico más conocido y reconocido del mundo.

Admirada y deseada el "Espíritu del Éxtasis" es objeto de anhelo

Ya hace más de cien años que el aristócrata Charles Rolls y el ingeniero Henry Royce se reunieron en un hotel del norte de Inglaterra para sellar la alianza que daría lugar a la empresa de automoción. Pero fue en 1911 cuando se diseño la famosa estatuilla femenina de la marca de la doble R.

Arriba Rolls-Royce Ghost de 1911, debajo la versión de 2010

 El diseño original lo realizó Charles Sykes al moldear, para el segundo Barón de Montagu, una escultura que le sirviera para adornar la calandra de su Rolls-Royce Silver Ghost. Para la elaboración de la estatuilla se tomo como modelo a la señorita Eleanor Thornton que era amante del Barón (quien estaba casado por imposición familiar). Inicialmente se la llamó "Espíritu de la Velocidad"

 Eleanor Thornton musa del Espíritu del Éxtasis

Parece ser que esto de poner una escultura en el capó del coche causó furor en la nobleza de la época, quien empezó a solicitarle a Rolls-Royce diseños personalizados. Como la cosa empezó a desmadrarse, Claude Johnson, director de Rolls-Royce decidió que hacía falta una imagen única para adornar el frontal de los coches. No se sabe si fue idea suya o de su amigo el Barón, pero finalmente se decantó por la imagen de la escultura de Mrs Thornton, a la que denominaron Espíritu del Éxtasis.
El Barón Montagu y Eleanor Thornton siguieron juntos hasta el día en que ella murió, durante la I Guerra Mundial.
  

La escultura de Eleanor ha evolucionado con el tiempo. Actualmente es algo más pequeña  (mide 7,5 cm) y está algo más  agachada.  Pero en todas y cada unas de las estatuillas que salen de la fábrica de Rolls se sigue evocando la romántica y secreta historia de amor que se esconde y que llevan todos los Rolls desde hace un siglo

viernes, 16 de diciembre de 2011

QUE SON LOS CODIGOS QR?

Los vemos día a día y para muchas empresas resultan indispensables. Muchos  los conoceréis, pero muchos otros no. Vamos a aclarar que son, para que sirven y que utilidad tienen estos códigos



Pero ¿qué son?. Un código QR (Quick Response Barcode, código de barras de respuesta rápida) es un sistema para almacenar información. Aunque están de plena actualidad, sus orígenes se remontan al año 1994. Se trata pues de un código de barras bidimensional que se identifican muy facilmente gracias a su forma cuadrada y por los tres cuadros ubicados en las esquinas superiores e inferior izquierda.
La información que pueden contener dentro es de lo más variada, imágenes, texto, vídeos, fotos, enlaces a web, realidad aumentada (motivo de un próximo post) y sus aplicaciones son múltiples, control de stock, almacenaje pero sobre todo  destaca en el mundo de la publicidad y el marketing.




Este tipo de códigos pese a tener ya unos cuantos añitos, se han popularizado gracias a los móviles actuales, que incorporan sistemas que permiten escanearlos y así "descifrar" la información que contienen. Es fácil recorrer las calles y encontrarlos en marquesinas de autobuses, escaparates de tiendas y restaurantes y por supuesto en revistas y periódicos, imaginación al poder!. También ultimamente me los estoy encontrando en  tarjetas de visita y donde están "arrasando" es en su uso como billete de avión electrónico. En vez de imprimir el billete de avión  yo suelo llevar el código QR en el móvil donde al pasarlo por el escaner muestra el nombre y apellidos, vuelo y asiento. Muy cómodo y ecológico!


Como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo un vídeo donde se ve muy claramente un ejemplo practico de uso y aplicación


Hay cientos de aplicaciones y páginas web donde generar vuestros propios códigos QR. En este link podéis generar el vuestro  gratuitamente  http://www.paxinasgalegas.es/generadorQR.aspx

Y como no, para acabar os dejo mi propio QR ;-)


miércoles, 14 de diciembre de 2011

SAWASDEE (BIENVENIDO), BANGKOK y II (mercados)

Tailandia es en si misma un gigantesco mercado. Sus concurridas calles no serian lo mismo sin los cientos de puestos que se apelotonan como si de una gigantesca feria se tratase. ¿Qué podemos encontrar?, la pregunta mejor debe de ser ¿Qué no podemos encontrar?. La mejor opción sin duda alguna es la de  no estresarse y recorrer tranquilamente los mercados o parte de ellos, ya que algunos son tan grandes que uno puede perderse durante varios días.


El Weekend Market es un mercado que se instala los sábados y domingos en el Noreste de la ciudad, ropa, muebles, artesanía local, comida, pequeños cachorros de raza y todo tipo de gangas se pueden encontrar en esta mini-ciudad, donde el regateo es obligatorio. Por cierto la moneda es el Baht, 1 euro equivale a 42.1166 THB, si, cuesta un poquito acostumbrarse al cambio.


El Midnight Market es abrumador. Ubicado en la zona de Patpong, cuando cae la noche se llena de tenderetes con imitaciones de todo tipo, relojes y bolsos de lujo así como polos/camisetas, fundamentalmente. Vale la pena acercarse a verlo. Es además una zona muy animada con locales de copas donde los porteros intentan arrastrarte al interior para ver espectaculos de bailes eróticos, que si bien son bastante sordidos están super integrados en la sociedad tailandesa, algo así como el barrio rojo de Amsterdam.


En la zona de la Plaza de Siam, entre la locura de su tráfico, encontramos un maremagnum de centros comerciales, donde destaca MBK Center, 7 pisos donde encontrar literalmente de todo y como todos sabemos lo agotador que es ir de compras, muy cerca en el centro comercial Esplanade o Siam Paragon o Siam Discovery podemos encontrar cientos de restaurantes, locales e internacionales donde reponer fuerzas para poder seguir explorando los outlets.

Imprescindible es visitar en las afueras de la ciudad el Floating Market, a unos 40 minutos, donde lo habitual es alquilar una pequeña canoa (500 Thb, unos 11 euros) y recorrer sus canales, donde además de lo ya visto en otros mercados sobre falsificaciones, relojes, ropa, bolsos y demás, resulta interesante la cantidad y calidad de las diferentes  y exóticas fruta que se pueden degustar.



Lo habreis oido mil veces, pero de verdad haced caso, llevar la maleta con lo justo, poque una vez allí te dan ganas de comprarlo todo. Ah! y mucho ojo con el sobrepeso de equipaje, no os lleveis un disgusto en el aeropuerto!