sábado, 30 de julio de 2011

DESCUBRIENDO OTRA LISBOA

Lisboa, la capital de Portugal, es una autentica joya, y además al lado de casa. Intentar plasmar en un post la ciudad no es solo un despropósito, es además un imposible, al menos para mi, porque son tantas las cosas que hacer, ver y sentir que me resulta francamente complicado describirlo en este blog. Tal vez algún día haga una autentica guía de viaje sobre esta fascinante urbe, pero por ahora, lo que pretendo es ofrecer algunos "tips" a aquellos viajeros que deseen conocer algunos sitios curiosos más allá de os típicos citados en las mencionadas guías, donde comer, relajarse o tomarse una copa...


Una buena zona donde empezar a explorar la ciudad es el barrio de Belem, ahí se encuentran algunos de los monumentos más importantes de la ciudad, la Torre de Belem, el monumento a los Descrubridores y sobre todo el impresionante Monasterio de los Jerónimos. Cerca del monasterio, es parada obligatoria para descansar y reponer fuerzas la Antigua casa dos Pasteis de Belem, donde se encuentran los riquisimos y famosisimos pasteles de Belem, cuya receta secreta lleva elaborándose de la misma manera y forma desde hace 174 años. Os recomiendo ir por la mañana a desayunar, prontito, ya que no hay mucha gente. El local es digno de verse y de admirar. En sus paredes los clásicos azulejos portugueses pintados a mano. También es posible comprar los pastelitos y llevarlos a casa, pero es recomendable consumirlos antes de dos días.

 Antigua casa dos Pasteis de Belem - Rua de Belem 84-92 (http://www.pasteisdebelem.pt/)

El genuino pastel se toma tibio y se espolvorea con azúcar glass y canela..delicioso!

La cara más bohemia de Lisboa está en el barrio Alto, donde se concentran multitud de locales musicales. Cerca podemos encontrar el café literario más popular de la ciudad, el Café Braseleira, fundado en el año 1905. Tienen una agradable terraza desde donde se puede contemplar el ir y venir de la gente y la popular estatua de Fernando Pessoa, escritor portugués y famoso tertuliano de este café. Su interior traslada al visitante a principios del siglo XX con sus maderas talladas, sus escayolas en el techo, su suelo de mármol y un inconfundible aire bohemio y añejo.

 Café A Brasilerira en la Rua Garret 120

Il Gelatti piu fini del Mondo, así de rotundos se muestran los dueños de Santini, una heladería italiana situada en la calle Rua do Carmo 9, y que lleva deleitando al personal desde 1949 y no es para menos. Helados a base de productos 100% naturales. No dejéis de probar el de fresa, es la especialidad de la casa, os aseguro que no habéis tomado un helado de fresa igual es vuestra vida! sencillamente espectaculacular! Si queréis saber más sobre esta heladería podéis visitar este  post


En la Rua de Sao Jose 54, calle paralela a la Avenida Libertade, la principal via de Lisboa, y cerca de la plaza del Rossio, se encuentra Ze Varunca (http://www.zevarunca.com/), un coqueto y agradable restaurante donde poder degustar comida típica local, pero especialmente de la zona del Alentejo. Cenamos exepcionalmente, primero un Arroz Tamboril que es una sopa con arroz y pescado... se me hace la boca agua de recordarla y después Rojoes de Alentejana, una fuente de barro con  carne de cerdo y patatas asadas que estaba deliciosa... las raciones son tremendamente generosas. Lo anteriormente mencionado más entrante más vino de la casa por apenas 20 € por persona.

Descubre la gastronomía local en este restaurante de generosas raciones, francamente recomendable

Después de los pastelitos de Belem,  el café en A Brasileira, el helado en Santini y la cena en Ze Varunca, nada mejor que una bebida espirituosa para acabar la jornada!. Había leído buenas críticas sobre un local llamado Pavilhao Chinez en el Barrio Alto, pero desde luego al traspasar sus puertas se superaron ampliamente mis expectativas. El local es francamente difícil de describir. A medio camino entre un museo y un café-bar, sus laberínticas estancias están llenas de miles de imágenes, cuadros, figuras y juguetes que inundan y recargan  vitrinas, muebles, techos y suelos, sin dejar espacio libre.


Todo el local respira un ambiente místico y clandestino. Después de llamar al timbre de entrada, nos abre la puerta un impecable camarero que nos acompaña a la mesa y nos deja la carta de bebidas y puros, bueno, la "carta" en cuestión tiene 80 páginas y está generosamente adornada con dibujos erótico-satíricos que evocan carteles de los años 20 con cabareteras y clientes con pajarita.
Una sugerente "carta" de puros y bebidas...complicada eleccion!

Pavilhao Chinez es una locura de sitio, una divertida y pícara locura, una locura para los sentidos, sobre todo para la vista donde la cantidad de imagenes y figuras que cubren sus paredes y techos emborrachan el cerebro sin alternativa posible.


Lisboa Magnifica, Lisboa Bella, Lisboa Emocionante y Decadente...apenas hace unos días que te he visitado y ya tengo ganas de volver a seguir recorriendo tus empedradas calles y descubrir los mil y un secretos que sé que aún me guardas.







martes, 19 de julio de 2011

Ssssshhhhh....NO SE LO CUENTES A NADIE!

Proliferan los restaurantes secretos!. Si, si, secretos! Si se analiza seriamente es una contraposición en toda regla, ya que el objetivo de cualquier negocio es darse a conocer y ofrecer un producto con demanda... pero si aplicamos esta idea a la restauración y creamos un aura misteriosa entorno al concepto "restaurante clandestino", el éxito también está asegurado... o al menos eso marca la tendencia!

Hace unos días estuve disfrutando de un fin de semana en La Ciudad Condal y tenía ganas de ir a Chi-Ton, restaurante de la cadena Urban Secrets, la primera comunidad gastronómica clandestina de Barcelona. El local situado en la calle Proveça, está escondido detrás de una aparente tienda de souvenirs con los típicos tópicos nacionales, la flamenca, el toro, los abanicos, las postales, llaveritos, etc...

Detrás de este aparente escaparate de Souvenirs se encuentra el restaurante secreto Chi-Ton!

Tras una puerta corrediza encontramos una sala de espera donde elegimos uno de los dos posibles menús de degustación y donde pudimos tomar un cocktail tranquilamente. La carta de cocktails es impresionante tanto  por cantidad como la variedad.

 En la misteriosa sala de espera tomamos un delicioso cocktail recomendación del chef a base de frutos rojos

Los menús de degustación son dos:
  1. Crema de Zanahoria - con aceite de puerro ahumado
  2. Viera - parmentier y capuccino de marisco
  3. Rosaballo - con calabacines y tomate anisado
  4. Lomo de ternera - con pure de celeri y verduras
  5. Frutos rojos y sorbete de cítricos
  6. Coco-pasión-lichi
Precio: 48€ iva incluido/bebida no incluida

El segundo menú es igual que el primero solo que incluye además Pepino de mar - con cebolla negra y aceite de jamón por 10 € más. Tengo entendido que estos menús no son fijos, van variando.

La Viera, el Rodaballo y el Lomo de ternera...vaya trío!!


 Frutos rojos y sorbete de cítricos y Coco-Pasión-Lichi para rematar...

Después de estar en la salita, tomar el cocktail y elegir el menú, te suben en un ascensor y por fin se baja al restaurante en cuestión. La planta que alberga el comerdor es moderna y de lineas rectas y lisas. El acero y el cristal se funden  perfectamente con una luz de baja intensidad que crea un ambiente cálido. Mi sorpresa fue descrubrir que las mesas son tipo teppanyaki japonesas, donde enfrente teníamos al cocinero preparado para cocinar el menú seleccionado. Nuestro cocinero, un fenómeno llamado Fernando, de origen Uruguayo, me invitó amablemente a colaborar con el! y como soy un tipo decidido y "echao pa'lante", ni corto ni perezoso me puse el delantal a seguir sus expertas instrucciones! El resultado lo podéis ver en las fotos de arriba!

Pasándomelo genial preparando la cena!

Y aquí vienen las notas: 


Al salir del local en la puerta del ascensor se  puede leer este inquitante mensaje....

 ...Recuerda...Tu nunca has estado aquí....
Los establecimientos Urban Secrets, están considerados como elementos de última tendencia, totalmente emocionales, innovadores en el sector de ocio y restauración y sobre todo, transgresores. Chi-Ton no es el único restaurante secreto que tienen, hace algo más de una estuve en el primer restaurante secreto que abrieron, La tintorería "Don´t Tell" (no lo cuentes) esconde tras su aparente fachada de limpieza en seco todo un restaurante de diseño y ambiente cosmopolita. Podéis leer un post de este original local en http://www.mademoisellesochic.com/2011/06/modo-marujil-on.html

Todo indica que además pronto van a desembarcar en Madrid. Si queréis acceder al prestigioso club del Urban Secrets y enteraros de su novedades, podéis acceder a su web e intentarlo...aunque el acceso es limitado... http://www.urbansecrets.net//