lunes, 7 de noviembre de 2011

SAWASDEE (BIENVENIDO), BANGKOK y I

Tailandia, es sin duda un país de contrastes, un país lleno de bullicio pero donde también se puede encontrar la paz, un país de exóticas playas y de profundas selvas, un país lleno de maravillas naturales y de inmensas construcciones humanas, pero sobre todo es el país de las sonrisas. Bangkok, la capital de Tailandia, es una urbe cosmopolita y superpoblada. Con 12 millones de habitantes el caos es  constante y los ólores de los puestos de comida callejeros se mezclan con la rapidez y el frenesí del tráfico que siempre es intenso. Bangkok es una deliciosa locura que a los turistas nos impacta nada más llegar.

Tailandia tambien conocida como "cabeza de elefante" por la forma que tiene

 
Bangkok, una ciudad de contrastes

Las calles llenas de vendedores apelotonados, el cielo oculto por los gigantescos edificios de hormigón y cristal o los raíles del skytrain y esa sensación dominante de anarquía y caos hacen que uno de primeras se sienta abrumado, pero paseando con tranquilidad se pueden apreciar cosas como las frutas trinchadas junto a tenderetes de relojes piratas, la sonrisa de unas niñas que venden flores, un templete budista en un cruce o unos monjes recibiendo comida de diversas donaciones. Eso si, todo dominado por las constantes imágenes del Rey y la Reina, que son un nexo común en cualquier sitio de la ciudad y son considerados como divinidades.
Miles de cables elétricos, a modo de imposibles telarañas cubren las concurridas calles

Colores, sabores, sensaciones, Bangkok no deja a nadie indiferente

Por la noche las luces de colores inundan la ciudad. Gigantescos carteles luminosos o miles de pequeños farolillos convierten a Bangkok en la Nueva York de Asia. Restaurantes de conocidas cadenas internacionales, puestos callejeros o elegantes cabarets, alternan con bares más atrevidos y locales de entretenimiento. La noche de Bangkok es lo más parecido a estar dentro de la película "Blade Runner". Aburrimiento es lo único que no es posible encontrar en Bagkok



Sin duda alguna la mejor opción para moverse en Bangkok es el Sky Train, un monorail que recorre la ciudad a vista de pajáro. Rápido, moderno, económico y con aire acondicionado. Otra opción más turistica son los populares tuk tuks, coloristas taxis de tres ruedas que sortean el tráfico poniendo los pelos de punta. Son divertidos para trayectos cortos pero suelen ser más caros que los taxis convencionales.

El Sky Train es la mejor alternativa para moverse por Bangkok

Los Tuk Tuks son divertidos... pero nunca sabes donde y como puedes acabar...

Todo este bullicio, contrasta con la tranquilidad y el respeto que se respira en los muchos de los magníficos templos que la ciudad tiene, donde es obligado vestir correctamente si uno no se quiere quedar sin verlos, esto es, nada de "shorts" ni camisetas de tirantes o cosas así. Piernas y hombros deben de ir siempre cubiertos y son tremendamente estrictos con esto. Como indispensables hay que ver el Wat Phra Kaeo o templo del Buda Esmeralda, la estampa más deslumbrante de Tailandia y una de las maravillas de Asia. Todo el recinto es impresionante, nada más atravesar las puertas nos situamos en un increíble y deslumbrante escenario de agujas doradas y pabellones de exótica ornamentacion. Pegado está el Palacio Real , siguiente parada.

Extraños seres mitológicos protegen todo el recinto

El Wat Phra Kaeo contiene más tallas y adornos por centimetro cuadrado que ningún otro monumento del mundo

El espléndido Gran Palacio

A cinco minutos andando del Palacio Real se encuentra el Wat Pho, el complejo más antiguo y mayor de Bangkok. Fundado en el S. XVI su principal atractivo es el Buda en reposo de 46 metros de largo y 15 de alto recubierto de brillante pan de oro.

46 metros de largo...

...y 15 metros de alto hacen de este Buda el mayor en este estilo (en reposo)
Espectaculares incrustaciones de nacar adornan la planta de los pies. Estas incrustaciones describen los 108 signos de buen augurio por los que se conoce a los iluminados

Al otro lado del río está el Wat Arun también llamado templo de la Aurora, su silueta de 86 metros se ha convertido en emblema de la ciudad y aparece en las monedas de 10.



Subir a lo alto del Wat Arun es sencillo y permite disfrutar unas magnificas vistas de la ciudad, pero bajar sus empinadas escaleras...creedme, no resulta nada fácil!
.No puedo dejar de recomendar la antigua ciudad de Ayutthaya, a una hora de Bangkok. Una antigua ciudad en ruinas y uno de los tesoros de Tailandia que tras la sangrienta conquista birmana quedo arrasada y practicamente destruida, pero que en pleno esplendor se calcula que tenía unos 1.700 templos, casi 30.000 sacerdotes y más de 4.000 estatuas de Buda. Actualmente se conservan unos 50 en diversas fases de reconstrucción, así como monumentos y gigantescos budas en reposo.


Ayutthaya fue la capital de Tailandia entre 1350 y 1767

Ayutthaya, una espectacular ciudad que nos traslada a otros tiempos, 100% recomendable

La leyenda cuenta que cuando los birmanos arrasaron la ciudad, la cabeza de un buda cayó al pie de un árbol, quien lo protegio rodeandolo con sus raices

 
Recorrer el Chao Phraya (río que cruza Bangkok) es un placer y una visita obligada. Sin duda imaginar Bangkok sin su río es impensable ya que parte de la vida de esta ciudad es gracias a sus turbias y concurridas aguas. Desde ellas se puede ver la ciudad desde otra perspectiva. A lo largo de la orilla este hay multitud de embarcaderos donde poder coger baratos transbordadores que recorren el rio de norte a sur. Para ir a la orilla oeste, menos concurrida, existen puntos específicos donde coger transbordadores específicos.

Las canoas de "cola larga" y vivos colores son muy populares y recorren constantemente el río.
En los barcos públicos que recorren el río los monjes tiene una zona reservada, no hagais como yo y os coleis en su zona, ... fue por desconocimiento, que conste.

 Pero Bangkok es famosa también por sus cientos de mercadillos callejeros de día y de noche y sus gigantescos centros comerciales con las marcas más exclusivas. Esto hace que sea también un paraíso para los compradores, pero eso es ya tema de otro post


Bangkok, una maravillosa y caótica ciudad de contraste, olores, sabores y sensaciones.

1 comentario:

Mademoiselle So Chic dijo...

Q`preciosidad de viaje! Y qué buena fotógrafa, no? ;-) Besos!