domingo, 1 de mayo de 2011

Otro ladrillo más en El Muro...


The Wall  es la obra cumbre de Pink Floyd, álbum imprescindible de cualquiera que se jacte de tener una buena discografía y el 5º álbum más vendido de la historia. The Wall nació en 1979 y pese ha tener más de 30 años, su historia y sus letras siguen de lo más vigente.

Fue el pasado  Marzo de 2011, el mes elegido para hacer realidad uno de mis sueños de  adolescencia, ver en directo The Wall. Compramos las entradas 12 meses antes, os podéis imaginar mi expectación! Contaba los meses, las semanas, los días y minutos antes del concierto. Me he sentido como un niño esperando la llegada de los Reyes Magos. No me ha defraudado en absoluto, ha superado  mis espectativas con creces!
Más de treinta años han pasado desde su creación, The Wall ha salido de gira mundial de la mano de su autor Roger Waters, quien se separó de Pink Floyd  en 1985  pero conserva los derechos del disco después de arduas y duras disputas en los tribunales.

The Wall es fundamentalmente un himno anti-belicista de hecho fue prohibido en Sudáfrica por convertirse en un himno contra el apartheid . Hoy El Muro tiene múltiples significados y supongo que cada uno puede interpretarlo de una manera, pero estoy seguro de que en el año 1979 fue la pared donde Waters estrelló sus neurosis.

The Wall es una opera-rock, con un argumento, unos personajes, unas conclusiones. A lo largo de los 120 minutos que aproximadamente dura el concierto, se va construyendo en el escenario un gigantesco muro que caerá al final, donde van apareciendo marionetas gigantes, cerdos voladores, efectos digitales, aviones que se estrellan... todo un espectáculo audiovisual que emborracha las neuronas de cualquiera.

Roger Water comenta - " Este espectáculo es tecnológicamente más avanzado que cuando lo monte con Pink Floyd hace 30 años. Ahora hacemos proyecciones en video y todo es mucho más preciso. La cuestión es que la emoción reside en los detalles, la tecnología ayuda, pero son las imágenes lo más importante". " Resulta muy extraño descubrir que con el paso de los años todo el potencial que tenía una imagen tan simple, transmita una idea tan central y tan extraordinariamente sencilla, la que impide que nos comuniquemos los unos con los otros son los muros del dogmatismo"

No te pierdas algunas de las fotos que hice en el concierto accediendo a la galería http://www.flickr.com/photos/ociotic/sets/

1 comentario:

Anónimo dijo...

I couldn’t resist commenting